COLUMNAS LMN

Vloggers adoptaron a niño chino para ganar audiencia y después lo regresaron

La maternidad es uno de los principales roles a desmitificar, pues la mujer ha tenido este rol, en muchas ocasiones, como una carga llena de estereotipos que lo único que consiguen es hacer que una mujer se pierda a sí misma al tratar cada día en ser “la madre perfecta”.

La sociedad siempre ha juzgado a las “malas madres” bajo una visión machista y misógina que castiga a quien “abandonan a sus hijos”, a las que deciden abortar, a las que “permiten” que los padres (sus parejas) abusen de sus hij@s, etc. Pero en esta ocasión, no vamos a hablar de una mujer que ha sido victima de una doble moral de la sociedad, sino de una familia (por que aunque el canal lo dirige la vlogger Myka Stauffer) su pareja, claro que tuvo que ver con la decisión de adoptar a un niño asiático, pero que tiempo después, lo devolvieron pues “no encajo con su familia”.

Seguidores de su canal, aseguran que la verdadera razón por la que lo regreso, es porque hasta después de adoptarlo se enteraron que tenia una enfermedad “demasiado complicada”.

Leer también: “Feminicida en potencia” Eleazar recibe prisión preventiva

La historia ya tienes meses, pero en los últimos días a mayores usuarios de las redes sociales ha llegado gracias a Paola Alejandra Panting, quien desde el 3 junio abrió un hilo de la historia en su Facebook personal.

Tomado de las redes sociales de Myka S.

” Myka Stauffer tiene un canal de YouTube que se trata sobre la maternidad, sobre su vida diaria, sus rutinas diarias y básicamente en cómo ser la perfecta mamá y ama de casa” con esas palabras inicio a contarnos.

Paola cuenta que “en el 2016 Myka decide anunciarle a sus suscriptores que (aunque ya tiene 3 hijos biológicos) quiere ampliar su familia y que siente el deseo de adoptar un niño”.

Al publico le gusta mucho esa noticia, por lo que su canal sube considerablemente de seguidores. De hecho, en el primer año que Huxley (que fue como llamaron al niño) que estuvo con ellos, el canal de Myka sumó 400.000 seguidores .

Fue cuando Myka comenzó a subir a su canal vídeos de todo el proceso para la adopción del niño y pronto se empezaron a ver algunos productos claramente reconocibles en sus vídeos.

Te recomendamos: Feminicida de Paola había tenido 13 denuncias de acoso y ninguna tuvo seguimiento

“En el año 2017 se da finalmente la adopción de su hijo Huxley Stauffer, siendo este video el más visto en la historia de su canal hasta ahora (canal que obviamente era monetizado) y así ella seguía recibiendo dinero tanto de donaciones, patrocinios y videos sobre Huxley” Paola relataba.

Sus ganancias fueron tantas, entre donaciones, patrocinadores y publicidad que en el 2018 se mudaron a una lujosa casa en Columbus, la capital de Ohio, valorada en 670.000 dólares.

Una vez que el niño llegó a su hogar, la vlogger da a conocer que hasta que estuvieron en su hogar es que leyeron un informe en “donde se especifica que sufrió una embolia durante el embarazo de su madre y que se encuentra dentro del espectro autista (diagnosticado como Autismo Severo) la pareja se comenta molesta por no haber sido informados”.

Tomado de las redes sociales de Myka S.

En los comentarios, otra seguidora comenta:

“Ella ya sabía de la condición del niño, de hecho ella en un post de Instagram solicitó consejos sobre el autismo y qué cosas fáciles y que no necesitaran de tanto esfuerzo podrían recomendarle para aplicarlo con el niño, o aún peor, qué tipo de condición especial era mas fácil de sobrellevar para escoger un niño así”.

Otros medios de comunicación como El País, reportaron que Mika exploto la situación médica del niño, pues comenzó hasta a dar charlas sobre el cuidado de niños especiales.

Es hasta el año 2019 cuando “Myka da a luz a 5to hijo, y poco a poco se nota como Huxley (el niño) sale por menos tiempo en los videos hasta el punto que desaparece totalmente de las nuevas fotos familiares, causando esto una serie de preguntas de parte de los seguidores del canal que insistían en pregunta ¿dónde está Huxley?”.

En mayo del 2020 la youtuber cede ante la presión social de sus seguidores y confiesa que después de casi 3 años de convivencia decidió devolver a su hijo a la agencia de adopción ya que sentía que era “demasiado para manejar” y avisa que el niño fue reubicado con otra familia (algo que realmente nunca se confirmó)

También lee: ¡Ley Olimpia es aprobada! Darán hasta 6 años en prisión por acoso sexual digital

Las criticas al respecto han llovido hacia la vlogger y aunque tanto ella, como su esposo, adoptaron al niño y recibieron ganancias económicas a raíz de eso, el odio es hacia Myka, de hecho su esposo, James Stauffer abrió en 2016 un canal llamado Stauffer Garage dedicado a la limpieza y reparación de coches y él, no ha recibido críticas al respecto sin que dejará de subir contenido, a diferencia de su esposa que dejó de hacerlo desde hace 5 meses.

Una familia que exploto aun niño denota no sólo lo peor de ellos como personas, sino que también, esto vuelve a visibilizar a una sociedad que odia a la mujer y que la sigue culpando de cualquier problema relacionado con la maternidad. OJO: No busco con esto este artículo aminorar la acción de Myka, el objetivo es contar la historia y también hacer ver una sociedad machista que no enjuicia por igual a dos personas que hicieron algo lleno de narcicismo y avaricia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *