“Viajar sola te permite afrontar miedos, te vuelves más fuerte, segura, te enriquece y te hace crecer” Consejos para viajeras

En ningún tema debería existir una diferencia establecida por el género de una persona, en este caso de viajar. Desafortunadamente no vivimos en un mundo ideal y las cosas no siempre son color de rosa. A pesar de todo lo que está pasando últimamente en el ámbito de seguridad, soy fiel creyente que hay mucha gente buena en el mundo dispuesta ayudar, si algún día queremos vivir en un mundo dónde no seamos oprimidas por ser del sexo femenino, tenemos que luchar, nadie nos va a quitar las ganas de conocer el mundo y ejercer nuestra libertad, demostremos que esto no es cuestión de sexo ni de género.


Los siguientes párrafos tienen el propósito de contarles acerca de mi experiencia personal viajando y darles un par de consejos, espero poder alentarlas un poco a viajar solas. Cuántas veces he escuchado el “Yo no podría hacerlo” pero estoy segura de que si pueden, viajar te saca de tu zona de confort y es normal tener miedo, inseguridad, e incertidumbre, en cada viaje te enfrentarás a situaciones que tendrás que resolver tu sola, pero tranquila, todas tenemos un sentido de supervivencia que no te imaginas tenerlo. Durante el viaje, he descubierto muchas cosas que pensaba que no formaban parte de mi forma de ser o capacidades, cosas que me gustaría cambiar o que odio, nada más importante que el autoconocimiento. Viajar sola te permite afrontar miedos, te vuelves más fuerte, segura, te enriquece y te hace crecer. Si lo tuyo no estar sola no te preocupes encontraras gente en el camino.

Pixabay.com

No le tengas miedo a la soledad, viajar sola es ideal para conocer gente, quedarse en un hostal puede ser una excelente opción, encontrarás muchos viajeros y gente interesante de todo el mundo, muchas personas creerán que son peligrosos y más para una mujer, pero no, hay habitaciones solo de mujeres. También puedes apuntarte a tours, ir a bares o descargar una app para conocer gente, son muy útiles.
Uno de mis miedos era sentirme insegura, y es normal, no conoces las
costumbres, cultura y muchas veces tampoco hablaras el idioma
, para afrontar ese temor, tu mejor aliado es el internet, investiga e infórmate acerca del país que visitarás. También un buen consejo es ¡siempre pregunten! que nunca le des pena preguntar, no saben cuántas cosas buenas he dejado ir por pena o miedo, el no ya lo tienen, no pierden nada por preguntar.

Pixabay.com


El miedo de sufrir algún abuso en el viaje, este es un punto muy importante. Una amiga me dijo lo siguiente “Los peligros de viajar siendo mujer no exceden a los peligros generales de vivir siendo mujer” tristemente es cierto, los peligros se encuentran a la vuelta de la esquina, donde sea que nos encontremos, el acoso existe en todos lados ya sea en Latinoamérica como Europa, claro, en unos
países el porcentaje es menor, pero no inexistente. Como en todas partes

tenemos que aprender a ser precavidas y cuidarnos unas a las otras, algunas técnicas que he aprendido y me han hecho sentir más segura son las siguientes:

  1. Apréndete la dirección y nombre de tu hospedaje: podrás regresar a tu hotel si te roban o pierdes el celular.
  2. Comparte tu itinerario a un amigo o familiar: vuelos, hospedaje y todo lo que puedas.
  3. Toma medidas generales de precaución: no camines en callejones
    obscuros, no aceptes bebidas abiertas, cuida tus pertenencias.
  4. Investiga sobre experiencias de viajeras que ya han visitado ese país, no para que te sugestiones, si no, para que lo tomes en cuenta.
  5. Reservar hospedaje con 24 horas de recepción, si tu vuelo o camión se
    atrasa podrás llegar a tu hotel sin problema, este consejo lo aprendí a la mala, llegue a las 3:00 am a mi hostal, la recepción no estaba abierta, y bueno, podrán imaginar que paso.
  6. Cuida tu mochila, en muchos países existen los famosos carteristas, en
    cuestión de segundos ya te despojaron de tus pertenencias.
  7. Planea como te moverás en transporte público.
Pixabay.com

Y lo más difícil: enfrentar mis miedos, fracasar en el intento, vivirás experiencias que no siempre serán bonitas o placenteras, y está bien, es parte del viaje, somos seres humanos sentimos lo bueno y malo de cada situación. Aquellas situaciones que quizás no te salieron bien, las veces que te perdiste, el miedo que sentiste, aquella vez que te sentaste a llorar porque perdiste un camión, porque ya estabas muerta del cansancio y todo salió “mal”, porque te sentías sola o confundida. Esas experiencias en las que batallaste de alguna manera, con el tiempo serán buenas anécdotas, serán las historias increíbles que terminaras contando con orgullo.


Nada trae más felicidad que lograr enfrentar todos los miedos que te detienen, descubrirte a ti misma cada vez más, y confirmar lo fuerte que eres. Los viajes te enriquecen la mente y te abren nuevos panoramas, lograrás cambiar tu perspectiva de muchos lugares que visites, de verdaderamente cómo son, de cómo la gente ha luchado para poder ser más libres, y como viven con su pasado, aunque muchas veces esto puede ser muy difícil, también aprenderás a ser agradecida y valoraras muchas cosas de tu vida. Inclusive habrá lugares que te provocaran el sentimiento de querer aportar al cambio positivo en tu país y de la sociedad.

Pixabay.com


Nunca sabrás si estas hecha para viajar sola al menos que lo pruebes, en mi experiencia personal puedo decir que es lo mejor que hecho en mi vida, date la oportunidad de intentarlo, hay un mundo afuera que tenemos por conocer, explorar y compartir. Se libre, que no nos opriman más nuestra libertad. Si quieres hacerlo, debes hacerlo, no quedarte esperando a que alguien te cuide, podemos cuidarnos solas. No hay un viaje que no te cambie algo dentro de ti.

One Comment

  1. Avatar
    Nancy Mariana Morales Jiménez

    Es la primera vez que voy a viajar sola y muero de miedo pero tu consejo me sirve de mucho, gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *