COLUMNAS LMN

“Quedarme sola fue lo mejor que me pudo pasar”

En este trabajo diario del amor propio las acciones que nunca imaginamos que haríamos pueden ser las que nos sorprendan con sus resultados, pues quien diría que “bloquear” a esa amiga que durante años te acompaño en tus momentos más difíciles serian lo mejor que pudiste haber hecho.  

Bloquear en redes sociales a las personas se ha vuelto una situación de risa para algunas, de inmadurez para otras, pero ¿no consideras sano dejar de tener a ciertas personas en tu circulo social?

Leer también:

“Todas las amistades tienen fecha de caducidad” un amigo me dijo hace años, él muchos años mayor que yo y yo en un momento donde todo mi circulo social había cambiado y que sentía que no pertenecía a ningún lugar ni a ninguna persona, sentí fría su afirmación.

Hoy me doy cuenta sin apegos, la razón que tenía.

Las amistades cumplen cierta función en nuestra vida. Los amigos y amigas de las escuelas muchas veces son por pura sobrevivencia, ¿a quién le pido las tareas si un día no asisto a clases? ¿Con quién saldría a divertirme el fin de semana si no tengo amigas? Aunque en las etapas educativas se han formado amistades que sobreviven a los años, muchas de esas amigas hoy vemos que se quedaron atrás, pues llegaron nuevas.

Todas estamos en un constante crecimiento y más hoy que el feminismo nos propone y nos da a conocer nuevas formas de crear lazos efectivos.

No tolerar chistes machistas, tener una actitud política y congruente con lo que decimos creer es parte de los conflictos internos que muchas hoy se han detenido a cuestionarse. ¿Debo seguir hablándole a mi amigo ahora que veo lo machista que es? ¿y si hago “limpieza” de circulo social me quedaré sola?

Nadie quiere estar sola, pero tolerar amistades que en vez de ir en pro a un crecimiento en conjunto nos estanca ¿es mejor?

Más vale sola que mal acompañada

En el proceso del amor propio, cortar lazos con personas que aún tiene resistencia al cambio es una acción necesaria.

Amarse a una misma significa cuidar y poner límites ante lo que decidas que entra a tu vida o no.

Por ejemplo, si tu ya superaste al famoso toxico de tu ex, pero tus amigas insisten en seguir dándole vueltas a sus patrones dependientes y destructivos con sus correspondientes tóxicos, puedes tratar de influir una, dos, hasta tres veces, pero cuando su forma de ser se convierte en una tentación de que eso te arrastre y vuelvas a un autoestima bajo, a ideas negativas, a conductas autodestructivas, lo mejor es decir: adiós.

Tal vez por un tiempo, tal vez para siempre, pero, así como nadie desea un novio o novia que venga a invadir nuestro mundo con negatividad, tampoco nuestras amistades deben tener ese permiso.

Recomendación:

Estar sola puede ser lo mejor que te pueda pasar

Puede que al inicio sientas que no le importas a nadie, que tus días son aburridos, pero si te pones a leer, a meditar, a pintar, a hablar con otras mujeres, te darás cuenta de la paz y salud que encuentras dentro de ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *