PACHAMAMA,  Vida ECO

¿Por qué deberías tener una plantita de lavanda en tu casa?

¿Sabías que existen plantas que pueden ayudar a limpiar y desintoxicar el ambiente en el que te encuentras, es decir además de purificar el dióxido de carbono; aportan beneficios a tu salud como: contrarrestar el estrés, ayudar a dormir mejor, disminuir las irritaciones de la piel, prevenir infecciones, reducir la inflamación, eliminar la caspa, aliviar la hinchazón del estómago, entre otros? Este es el caso de la lavanda, los mil y un usos en una sola planta.

Esta preciosa ha sido empleada desde la antigüedad por sus propiedades mágicas y medicinales, los poderes de sanación espiritual que se le atribuyen son muchos; es por eso que tenerla en tu hogar debería ser algo indispensable, sus flores tienen un color violeta muy hermoso y llamativo; y el aroma tan fragante que emana la vuelve única en su clase.

La puedes tener en casa dentro o fuera en una maceta o en tu jardín, siguiendo ciertas indicaciones para su cuidado y que pueda crecer bien. A la lavanda le gusta el clima cálido, por lo que es recomendable que la coloques dónde pueda recibir el sol, en cuanto a la frecuencia de riego es vital que inicies con una vez a la semana y observes si es necesario hacerlo otra vez mirando sus hojitas, si están caídas y secas puedes ponerle un chorrito; pero siempre poniendo atención ya que el exceso de riego puede ocasionar que las raíces se pudran. Luego de su primera floración es necesario que la podes para así permitir que tu lavanda crezca y se deshaga de todo lo que no le sirva para que siga dándote bonitas flores y recuerda también ponerle abono.

Esta plantita entre los muchos beneficios que te proporciona el de limpiar energías negativas en tu hogar, es uno de los más conocidos, ya que si la colocas a la entrada de tu casa todas las malas vibras y cargas negativas que llevas se esfumarán; además, según antiguas creencias, con solo oler su fragancia se alarga la vida.  Sus propiedades son: antisépticas y antiinflamatorias, digestivas y relajantes. También es crucial que conozcas la manera de recolectarla; ya que debes hacerlo cuando empiece el periodo de floración, para luego secar los pequeños ramitos que armes, voltearlos y colocarlos en un lugar fresco y oscuro, así se podrá luego dar uso a las hojitas durante todo el año. Mientras que sus flores puedes ocuparlas cada vez que desees. A continuación te dejamos unos cuantos usos que puedes darle:

  • Infusión para baño.
  • Aromatizante de habitaciones y distintos ambientes.
  • Sahumerios.
  • Limpieza del aura.
  • Antimosquitos y contra picaduras de insectos.
  • Para pequeños cortes.
  • Shampo hidratante para cabello seco.
  • Ayuda al dolor de cabeza.
  • Crema de manos súper hidratante.
  • Spray para quemaduras solares.
  • Alivia contusiones.
  • Contra el mal aliento.
  • Regenerador celular.
  • Té digestivo, irritaciones en el estómago, migrañas, asma bronquial, etc.
  • Ingrediente para productos cosméticos artesanales.

Es casi seguro que conocerás maneras adicionales de usar la lavanda, incluso en el área culinaria, se experimenta mucho con esta planta en bebidas y deliciosos platos. Las posibilidades son infinitas, y todo ese saber yace dentro de ti querida bruja, si te identificas con las plantas; definitivamente formas parte de las brujas verdes y tu conexión con ellas es muy profunda, da el paso y empieza una historia llena de amistad y amor interminable con las plantitas, y que mejor que hacerlo con la bella y fragante lavanda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *