NOTIBRUJAS

Ni perdón, ni olvido CNDH. Un cuadro no siente, pero las pintas recomiendan JUSTICIA.

Y como en un cuento de nunca acabar, mientras no haya pinta incómoda, no hay atención de los medios y menos disposición de la autoridad por atender la ola de feminicidios que arrasa a nuestro país, según datos del Centro Wilson, en México, 987 mujeres y niñas fueron asesinadas en los primeros cuatro meses de 2020, alcanzamos el destacado segundo lugar en América Latina, después de Brasil. En esté juego mediático, y en los diversos “gobiernos” que ha mantenido nuestro adolorido México, la lucha y protesta feminista siempre se ha visto atacada, mermada y calumniada haciéndola pasar como cómplice de la violencia, pues medios cómplices, insensibles o faltos de perspectiva de género y análisis social, han señalado y casi justificado y comparado la violencia machista que degenera en feminicidios a las pintas y daños al “patrimonio nacional”, yo en cambio y confío la mayoría, vemos una protesta legítima, hartazgo y un llamado denso a la reivindicación de derechos humanos para la mujer, si bien, las protestas han sido mayormente pacíficas, otras, las más condenadas y admiradas, no han pasado de pintas en esculturas o edificios emblemáticos, y ahora, la toma de la CNDH, el resultado, sin duda, a causado una fuerte crítica tanto positiva como negativa, pero siempre, a resultado en una atención mayor por parte las autoridades al reclamo de lo esencial y urgente, a las mujeres y niñas en México nos están matando y necesitamos seguridad, protección y justicia.

La empatía y sororidad a crecido en nuestro México, cada vez somos más quienes entendemos la gravedad y la simulación de un gobierno cómplice y desinteresado, poco a poco esta generación de cristal y de la crisis, como peyorativamente nos han estigmatizado, entendemos la agotada y rebasada política institucional, que apenas es contensora de una sociedad harta de tanta violencia y con sed de justicia.

Imagen tomada de medio La Verdad

El valiente colectivo feminista Ni Una Menos, decidió, en apoyo a la protesta de madres de diversas desaparecidas y desaparecidos y familiares de hijas abusadas sexualmente, tomar desde el 3 de septiembre el inmueble de la Comisión Nacional de Derechos Humanos en la Ciudad de México (CNDH); institución autónoma dedicada a cumplir la protección, promoción y divulgación de los derechos humanos, con atribuciones para recibir quejas de presuntas violaciones, conocer e investigarlas y formular recomendaciones para su cumplimiento, entonces, dejemos claro que sus recomendaciones si pueden reivindicar la dirección de casi cualquier juicio penal. Entiendo la indignación de las madres que tras años de papeleo gubernamental, no han visto atendidas sus demandas, testimonios y pruebas, y lo único que exigen es esclarecer el asesinato del hijo o hija que nunca volverán a ver, ellas son las afectadas directas y buscan justicia.

El 7 de septiembre, si ya resultaba eminente la protesta feminista por la toma de la CNDH, el colectivo intervino las pinturas que decoraban el lugar con cuadros de Morelos, Francisco I Madero, Benito Juárez e Hidalgo, sufrieron los estragos de la demanda colectiva, considero que no es una protesta artística, es social y política, y aunque su creador, el artista Jomanu Art twitteó su desacuerdo y AMLO quiso darle connotación de vandalismo, fuimos muchas las que en redes sociales expresamos nuestro apoyo y admiramos la importancia y el simbolismo de la protesta, para mí, fue exigir justicia, seguridad y resolución para las madres de las y los desaparecidos, justicia para los feminicidios en nuestro país, todo ello en un ambiente de subversión que ameritaba, considero, el estar en una sede que puede ser clave, y en cambio, ha sido sorda a cada una de las protestas pacíficas y demandas formales. La historia no sufre ningún cambio por rayar cuadros de personajes históricos, pero sus actuales pintas, si son un fuerte reclamo de atención histórica; casi puedo asegurar, que gracias a ellas y a la toma de las instalaciones, ya alcanzamos a leer notas en las que se redactan que la CNDH busca el diálogo con las feministas, por otro lado, la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (CONAVIM) busca trabajar la construcción de una agenda de trabajo conjunta para el seguimiento de la investigación de casos de mujeres violentadas y desaparecidas; y la Secretaría de Gobernación informó dará seguimiento a los casos que se reclaman. Las mantendremos informadas.

Por su parte, el colectivo feminista, declaró la transformación de la sede a un refugio para familiares de las víctimas. Además, solicitan nuestra ayuda, si lo deseas, puedes presentarte en la calle República de Cuba #60 en el Centro Histórico y hacer tu donación; solicitan ropa, alimentos enlatados o dinero, si así lo prefieres. Como parte de la jornada de protesta, se prevé la subasta de las ahora obras tipo arte-pop con gran contenido social, así como la realización de un mercadito de trueque y diversas actividades culturales.

Imagen tomada de medio Tercera Vía

Foto destacada de Andrea Murcia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *