Con-siente tu cuerpo,  PACHAMAMA

¿Lunita irregular? Descubre que puedes hacer para que tu menstruación tenga un ritmo más acorde al baile de tu naturaleza

Ninguna mujer es igual, cada una de nosotras somos diferentes y por lo mismo nuestros ciclos llegan a ser tan variados, incluso entre hermanas o primas, etc., esto estotalmente normal y parte de nuestra naturaleza. Sin embargo, hay veces que nuestra luna, no llega a ser tan cíclica y esto se puede deber a diferentes cosas.

Lo primero que debes saber es que la menstruación se considera regular cuando llega cada entre cada 21 a 35 días, así que si eres una mujer con periódos un poco variables en los días, pero que si llega cada mes, es que eres regular, no se trata de una luna exacta, pero eres regular. Entonces una menstruación irregular es aquella que justo no se presenta cada mes o en este período de tiempo.

Si eres una de las mujeres que presenta su luna irregular, sería bueno acudir a un espacio médico donde te revisen y te puedan orientar acerca del porqué de esta situación, generalmente se debe realizar un ultrasonido para saber si tienes algún padecimiento en el útero o en los ovarios y dependiendo de lo que se diagnostique sería el tratamiento a seguir, pero no te preocupes, generalmente son situaciones pasajeras y que no son graves que llegan a tener solución.

Otra cosa muy importante que se debe considerar, es que al inicio de la primer menstruación (menarca en términos médicos), se deben considerar los primeros dos años de ventana de tiempo para saber cómo se comportará la menstruación de una mujer, así que no queramos acelerar los procesos naturales de nuestro hermoso templo de de nuestras pequeñas a quienes acompañamos. Otras etapas de la vida en la que pueden considerar cambios normales de la menstruación son después de tener una hija o hijo y durante el climaterio (periodo que se presenta antes de la menopausia).

¿Qué podemos hacer para que nuestra luna baile al ritmo de nuestra naturaleza?

Dentro de la medicina occidental lo que suele utilizar son medicamentos a base de estrógeno o pregestágenos, a veces se puede emplear algunos estimulantes de la ovulación si la mujer se encuentra con deseos de embarazo.

En la medicina natural, podemos encontrar el empleo de diferentes plantas, alimentación, ejercicios físicos y masajes, vamos a conocerles.

Las plantas que se consideran emenagogas o reguladoras menstruales son, la salvia, el grosellero negro, el frambueso, el poleo, la artemisa, la cimifuga, el perejil, el algodón, el espino y el escaramujo, más conocida como rosa mosqueta. Todas estas maravillas de la naturaleza las puedes encontrar en presentación de tinturas madre y generalmente de toman de 20 a 30 gotas cada 8 horas, sin embargo, cada una tiene su indicaciones específicas que se encuentran en las mismas tinturas.

Así también debes procurar tener una dieta más balanceada y lo más natural posible, pues la alimentación es la base de toda vida saludable. Es importante tener una buena ingesta de vitamina E, A, ácido fólico y hierro para la formación de la sangre en nuestro cuerpo.

Practicar yoga siempre es una buena opción para activar nuestro cuerpo y mantenernos saludables. Así también podemos realizar los ejercicios de gimnasia de Aviva Steiner, que consisten en movimientos pélvicos que aumentan la circulación de esta zona, lo cual mantendrá en mejor funcionamiento los órganos sexuales.

Entender que nuestros periodos menstruales son parte de nuestra naturaleza, sabernos cíclicas, sabernos lunares es respetar nuestro baile al ritmo de nuestra naturaleza.

Información basada en: Rina Nissim. Manual de ginecología natural para mujeres. ICARIA, 3ra edición, España, 1988.

Avatar

Mujer, médica, feminista, espiritual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *