¡Feliz año nuevo 2020! Amor, dinero y salud: entre rituales, deseos y propósitos.

Otra vez llego este día en el que las personas compran comida y se visten de la mejor manera para cenar y recibir otro año junto a sus familias. Algunas son grandes otras pequeñas, algunas comen lo mas lujoso y otras lo mas sencillo, ya que el objetivo es estar unidos para recibir el año.

Pero sin importar cuales sean las características de cada familia o de cada persona todos en este día ya tenemos listos los propósitos que queremos cumplir este 2020, y además los potencializamos con aquellos rituales que nos han heredado de generación en generación.

Entre los propósitos más destacados está el pedir amor y dinero, y ¿Cómo no hacerlo año con año? Si es a lo que más trabajo nos cuesta conseguir a lo largo de nuestras vidas, y más en estos últimos años en los que parece que cada vez hay menos de ello. Y solo parea estar seguros de conseguirlo, seguimos con estas tradiciones, como adquirir ropa interior amarilla para el dinero o roja para el amor, dependiendo cual sea nuestra prioridad y para aquellos que piden un poco de ambas, ¿por qué no? Ropa interior combinada de rojo con amarillo.

Como no seguir con aquello que ha funcionado o probar que funciones, como comprar una oveja para que el dinero no falte en nuestros hogares o negocios, o barrer la toda la casa en dirección a la salida, para sacar todas las energías negativas, o lanzar dinero desde la entrada hacia dentro de la casa para que el dinero nunca falte y sea abundante este año que esta entrando, o comprar y bendecir las 12 velas para que cada mes esté presente esta buena vibra que hará nuestros propósitos una realidad, comprar una mazorca con un dólar, sacar las maletas vacías para que este año si podamos viajar mucho, adquirir distintos artefactos para que estos propósitos sean la realidad de lo que viviremos y anhelamos en el año.

En realidad, son tantos, y faltan más, ya que estos dependen muchas veces del entorno cultural y de la religión que se practique o no. ¿pero en realidad necesitamos todo eso?

Reflexiona ¿Qué paso este año? ¿Qué hiciste de diferente para que así fuera este año?, compara este año con otros, puede que algunos propósitos se hayan cumplido, puede que otros no, pero ¿Por qué fue así? ¿Qué hiciste o que dejaste de hacer para que esto sucediese? ¿de que o de quien depende que esto pase?

Si, es cierto, suena a lo que cualquier coach diría, sin embargo, es la verdad, a veces suena absurdo y muy burdo, pero también estos rituales pueden sonar así, todos ellos no pueden asegurarte que se cumplirá lo que pediste, comer una uva por cada campanada, o bendecir tu copa con una uva, no aseguran que llegara todo lo que pides, y bien lo dicen en muchas partes y de muchas maneras, para recibir hay que dar.

Este año que comienza ¿Qué darás para recibir lo que quieres y mereces?

De mi parte les deseo el mas grande y exitoso año que puedan tener, actúen para que sus deseos y propósitos sean una realidad, les mando un gran abrazo.

Hinteyra Adayume.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿Podemos ayudarte?
Powered by