Estas 6 razones te convencerán de tener suculentas.

Las suculentas son plantas que resisten altas temperaturas y largos periodos sin riego, ya que sus hojas almacenan el agua, por ello algunas tienen espinas para proteger sus reservas. En estos últimos años se han puesto de moda ya que visualmente son hermosas, las hay desde tamaños super pequeños hasta enormes y cuando se exponen al sol directo se tornan de un tono rojizo muy vistoso, por ello algunas especies (las que son más exóticas) están en riesgo de extinción por la alta demanda que tienen, así que lo más recomendable es comprarlas en viveros que se encargan de reproducirlas.

Aquí te dejo seis razones por las cuáles cuidar suculentas es una actividad que debes de incluir en tu vida:

1) Son fáciles de cuidar

Si eres de las que “no tiene mano para las plantas” estarás tan agradecida como yo que estas plantas no necesitan mucho riego ni gran espacio, sólo debes de poner atención en que tengan un sustrato poroso y la maceta en la que estén drene bien el agua para que no se encharque.

2) Hay una gran variedad

Existen cientos de especies y no importa que tengas varias de la misma ya que toman formas y colores diferentes dependiendo de que tanta exposición tengan al sol, además existen cactus con injerto, es decir, se combinan dos para dar nuevos diseños.

3) Cuando florecen es como una recompensa

Algunas personas no lo saben, pero los cactus y suculentas tienen flores hermosas, esto es poco conocido ya que sucede una vez al año (en algunas especies) y sus flores duran solo unos días o incluso horas, pero cuando ocurre sientes que los cuidados que le has dado han valido la pena.
Este es el proceso de una de mis suculentas:

4) Es muy fácil reproducirlas

Si quieres tener más basta con arrancar unas hojas y ponerlas sobre tierra húmeda, comenzará a tener raíces en cuestión de días y podrás verlas como crecen desde un tamaño milimétrico.

5) Aprendes a comunicarte con ellas

Con el tiempo aprendes cuándo necesitan agua ya que sus hojas se ven un poco arrugadas, sabes cuándo les hace falta sol porque comienzan a tomar una forma alargada o te das cuenta de que la exposición al sol es correcta ya que sus hojas se ven rojizas (no todas las especies tienen esta cualidad), en fin, poco a poco las vas conociendo.

6) Aprendes a ser paciente

Crecen algunos milímetros o centímetros por año, si bien esto depende de la especie y los cuidados que tienen, en general su crecimiento es lento, así que tendrás que aprender a ser paciente y constante en su cuidado.

En resumen, de las suculentas debemos de aprender a adaptarnos a condiciones extremas, pero aun así florecer. Espero haber sembrado en ti el deseo de cuidar suculentas.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿Podemos ayudarte?
Powered by