“El objetivo principal de las mujeres es concebir hijos” #DeconstruyendoFilósofos

La historia como la filosofía, casi siempre ha sido de hombres, y por desgracias, tradicionalmente se ha olvidado a las mujeres. Pocos son los filósofos que han intentado conceptualizar y ser específicos en los roles y estereotipos que envolvieron a la mujer según su época, uno de ellos es Arthur Schopenhauer.

Resultado de imagen para arthur schopenhauer
Arthur S.

La obra filosófica de Arthur es considerada una de las principales del siglo XIX y es uno de los filósofos más influyentes del siglo XX, nació en el ceno de una familia acomodada de Danzing en el año de 1788, su obra está inspirada en las obras de Platón, Kant, Aristóteles y Spinoza, fue antihegeliano y admirador de la filosofía oriental como el hinduismo y el budismo; durante un corto periodo fue maestro en la Universidad de Berlín, pero, principalmente se dedico a conceptualizar temas relacionados con los principios de la razón y la voluntad del hombre. En 1860 falleció de un paro cardiaco en Fráncfort del Meno, Alemania.

Para Arthur, la voluntad del hombre y su lucha por imponerla es el principio absoluto del ser, para justificación de ello, sus estudios se basan en el hombre y su papel en la sociedad. Sin embargo, sus ensayos, en la actualidad, y con justa razón, causan polémica y es especialmente controversial sobre las afirmaciones del papel de la mujer frente al hombre, que básicamente se resume a la procreación del ser humano; que él considera, refleja la visión del Occidente.

Resultado de imagen para arthur schopenhauer
Arthur S.

A lo largo de su ensayo sobre el amor y las mujeres, aborda de manera explicativa el amor romántico que siente el hombre hacia la mujer (no viceversa) a través de la confrontación y contradicción de ideas entre la razón y la pasión, y a su vez, conceptualiza una exquisita tesis que afirma y normaliza conductas y estereotipos hiper-machistas justificados en un amor romántico de connotación sobre- natural, embriagante e irracional. La virtud intelectual y razón que posee, según Arthur, naturalmente el hombre, es aplacada y reprimida por el amor, presenta a este pasional e irracional sentimiento casi como una desgracia que atenta a la razón y elocuencia de cualquier hombre y esté proviene de una mujer. Cito algunas frases de su ensayo:

En cuanto a mí nunca he comprendido cómo dos seres que se aman y creen hallar en ese amor la felicidad suprema, no prefieren romper violentamente con todas las convenciones sociales y sufrir todo género de vergüenzas, antes que abandonar la vida, renunciado a una aventura más allá de las cual no imaginan que existan otras… por tanto, no es lícito dudar de la realidad del amor ni de su importancia

Es preciso considerar que el hombre propende por naturaleza a la inconciencia en el amor, y la mujer a la fidelidad

La fidelidad en el matrimonio es artificial para el hombre y natural para la mujer, y por consiguiente (a causa de sus consecuencias y por ser contrario a la Naturaleza) el adulterio de la mujer es mucho menos perdonable que el del hombre.

Smartphone, La Cara, Mujer, Edad, Bebé, Jóvenes, Niño
de pixebay.com

Para Arthur el fin y objeto principal de las mujeres es concebir hijos, por ende, la mujer va perdiendo su atractivo a raíz que va disminuyendo, o nunca tuvo, ciertos atributos físicos, como: una buena salud o padezca enfermedades agudas, pies y labios pequeños, ojos y frente hermosa,  que su estructura ósea o esqueleto no sea defectuoso, pues afirma:

Ni el rostro más hermoso podría indemnizarnos de una espalda encorvada, por el contrario, siempre será preferido un rostro feo sobre un torso encorvado

 Además…

Una mujer de edad, incapaz de tener hijos, no nos inspira más que un sentimiento de aversión. La juventud sin belleza tiene siempre atractivo, pero ya no la tiene tanto la hermosura sin juventud.

Pero tranquilas, no todo está perdido, porque para Arthur:

Mujer, La Cara, Acoso Escolar, Estrés
De pixebay.com

Un cuerpo notablemente hermoso compensa muchos defectos y nos hechiza.

Entonces, concluye que las consideraciones predominantes en el amor no tiene nada de intelectual, y se refieren al instinto, nuevamente, desde la visión masculina. ¿Tú que opinas?

Toda la industria de la moda y cine se dejaron llevar por tales afirmaciones, pero no toda la culpa la tiene Arthur, él, simplemente, racionalizo la ideología predominante del siglo de la industrialización, pero, no te parece que sigue siendo todo un influencer contemporáneo; yo creo que si. Arthur, claramente ve como inferior al sexo femenino y no duda en trasmitirlo en su ensayo:

Sólo el aspecto de la mujer revela que no está destinada ni a los grandes trabajos de la inteligencia ni a los grandes trabajos materiales. Paga su deuda a la vida, no con la acción, sino con el sufrimiento, los dolores del parto, los inquietos cuidados de la infancia; tiene que obedecer al hombre, ser una compañera pacienzuda que le serene. No está hecha para los grandes esfuerzos ni para las penas o los placeres excesivos. Su vida puede transcurrir más silenciosa, más insignificante y más dulce que la del hombre, sin ser por naturaleza mejor ni peor.

Lo que hace a las mujeres particularmente aptas para cuidarnos y educarnos en la primera infancia, es que ellas mismas continúan siendo pueriles, fútiles y limitas de inteligencia. Permanecen toda su vida niños grandes, una especie de intermedio entre el niño y el hombre. 

Bustos, Filósofia, Aristóteles
de pixebay.com

Llega a ser indignante y retrograda, lo sé. Gracias vivimos en pleno siglo XX y se vislumbra un cambio en el imaginario social, gracias a nuevos movimientos reivindicadores que desechan estereotipos tanto masculinos como femeninos, dándonos un respiro generacional, sobre todo a las mujeres, me refiero al feminismo.

Considero que en está nueva realidad y contemporaneidad, debemos prestar atención a la clasificación de roles y estereotipos que considera Arthur porque esta gama de “afirmaciones” son las que perpetúan este asfixiante y contaminante ambiente patriarcal, tan nocivo para la mujer actual que tiene ambiciones intelectuales y es consiente de lo que desea vivir y como constituirá su felicidad y a quién le dará su amor, aún en contra de estereotipos tan predominantes e históricos como los clarificados por Arthur, y a partir de ello, deconstruyamnos este imaginario individual y colectivo en el que indirectamente aún nos siguen educando, para generar y reflexionar  en torno a una filosofía que englobe el termino “humanidad” para todos, y no se enfoque sólo en las virtudes del hombre, si no también de la mujer, de la mujer actual. Sin duda, otro perspectiva.

One Comment

  1. Avatar
    Lilia Aguilar

    Excelente publicación, está muy buena, precisamente estaba viendo a otro filósofo con este gran problema, Niztche. En su libro los espíritus libres, bastante misógino el hombre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿Podemos ayudarte?
Powered by