COLUMNAS LMN

El día que Coppel encerró en incendio a 6 empleadas en Culiacán

Las redes sociales nos mantienen al día pero también rescatan esas eventos que sucedieron en el pasado pero que en su momento no se hicieron virales, pues la fuerza que tienen hoy las redes sociales, no es comparable a como era el flujo e impacto de los medios de comunicación a través de esta red social en el 2010.

Fue ese año, que en noviembre, salió la noticia del incendió que hubo en una tienda Coppel ubicada en el territorio de Culiacan, ocasionado por un problema eléctrico.

Leer también:

Los titulares anunciaban 6 mujeres muertas porque habían sido encerradas para hacer inventario nocturno de la tienda. Cuando comenzó el incendió las empleadas quisieron escapar, se mencionó que subieron a un segundo piso para resguardarse pero no fue suficiente. El incendio las alcanzó y las 6 empleadas murieron.

De El sol de Cualiacán

Milenio reportó que “la conflagración se inició alrededor de las 21:50 horas del martes y fue controlada 13 horas después por decenas de bomberos de tres municipios y elementos de Protección Civil”.

Se resalta que había candados en las puertas y que los responsables de tener las llaves, se habían ausentado.

Al parecer el fuego se debió a un cortocircuito y se propagó rápidamente en el primer piso, donde consumió llantas, muebles, ropa y artículos de plástico, informó Francisco Miguel Díaz Angulo, director de Protección Civil para Milenio.

¿Quienes fueron las victimas?

Todas, jóvenes mujeres y con hijos, los cuales quedaron huérfanos ante la incompetencia de lo responsables de las llaves, la ética y políticas de la misma tienda y como siempre, de las autoridades correspondientes. Se descubrió que la tienda tenia el sello de aprobación, el cual según decia, que Coppel Culiacan, tenia todo bajo las condiciones de seguridad recomendadas y obligadas para toda tienda de este giro.

Nombres y edades de las victimas:

  • Ariana López Soto, de 24 años.
  • Carmen Selene Moreno Zazueta, de 36.
  • Verónica Picos Bastidas, de 22.
  • Claudia Yaneth Bernal Delgado, de 25 años.
  • Rosa Imelda Félix Gamboa (edad no confirmada).

De acuerdo al dictamen de la Secretaría del Trabajo, la sucursal de Coppel en la que murieron seis trabajadoras no cumplía los requisitos legales básicos en temas como salidas de emergencia, programas de prevención, capacitación a los empleados, entre otros.

Leer también:

Lo peor, es que cuando llegaron los bomberos, lo cual se dice que tardaron mucho en llegar “los bomberos no sabían que había personas dentro y se concentraron en combatir las llamas, que avanzaron rápidamente”.

Algunos trabajadores de Coppel aseguraron que es habitual que los directivos de la compañía los encierren por las noches para realizar inventarios o cortes de caja.

De El sol de Cualiacán

A 10 años de los hechos

Las colectivas exigen justicia pues, hasta la fecha no hay información de que las familiar afectadas hayan recibido respuesta ante ¿Qué fue lo que en verdad pasó?, madres y padres evidentemente querían a sus hijas de vuelta, no el dinero o compensación de otro tipo que supuestamente recibieron.

Condiciones laborales en México

México es un pueblo con muchas necesidades y la económica, es la que soportar que no se respeten nuestros derechos. ¿Qué clase de tienda encierra empleados por inventario? ¿A esas horas? ¿Con un sueldo mínimo?

“Imagine que su hija acepta un empleo con sueldo de miseria porque tiene hijos que mantener o por tener acceso al Seguro Social.Imagine que su hija es encerrada durante la noche para que, junto con otras empleadas, realice inventario.Imagine que se origina un incendio y ni su hija ni ninguna de las empleadas pueden salir porque el lugar está cerrado con candados externos y la persona que tiene las llaves no está ahí.Imagine que su hija o las empleadas llaman a emergencias para pedir que las auxilien y pasan las horas sin que se actúe. Que su hija ve la muerte inminente y llama para despedirse con un llanto sofocado, otra manda mensaje para pedir que cuiden a sus hijos y otra más pide un celular prestado para hacer lo mismo porque el suyo no tenía saldo.Eso le pasó a seis mujeres empleadas de Coppel Hidalgo en Culiacán el 10 de noviembre de 2010.Hoy, en el décimo aniversario de las muertas de Coppel yo las recuerdo y las nombro. A Verónica, Claudia, Perla, Rosa, Ariana y Cármen, descanso eterno.”

Autor/a desconocido.

Fuentes: Milenio / Animal Político / El Sol de Culiacán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *