Comparte tus nudes de manera segura

Actualmente que estamos en cuarentena y se ha restringido el contacto con las personas, seguramente tu vida sexual también se ha visto impactada, por eso una solución a esto es hacer sexting o compartir nudes como comúnmente se le llama, por ello te dejaremos unas recomendaciones para que lo hagas de forma segura.

Primero queremos aclarar que esta práctica debe de ser 100% consensuada, si tú no te sientes segura con hacerlo no accedas ante la presión o el chantaje emocional, ya que lamentablemente también es una práctica que conlleva sus riesgos, aunque la Ley Olimpia (vigente en algunos Estados) nos puede proteger en caso de que alguien comparta nuestras fotos sin consentimiento, no hay que fiarnos.

Beneficios

  • Tomar fotos de tu cuerpo es una actividad que favorece tu autoconocimiento y a través de la cual puedes mejorar tu autoestima al reconocerte y jugar con poses, ángulos o filtros para brindarle un tinte erótico.
  • Si decides compartirlas con alguien fortalecerá y estimulará su vínculo, pues una actividad así requiere confianza, además de convertirse en una experiencia placentera y divertida.

Recomendaciones

  • Hazlo con personas que conozcas, ya que reiteramos que es muy importante que le tengas confianza, por lo cual te sientes plena compartiendo tu sexualidad con él/ella.
  • Antes de enviar fotos debes de estar segura/o que la otra persona desea recibir ese contenido, aunque a ti te parezca algo divertido o normal, puede que a la otra persona no.
  • Cuida que no se te vea la cara, tatuajes o cualquier marca de nacimiento con la que te puedan identificar fácilmente.
  • Utiliza apps seguras, por ejemplo: Snapchat en la que puedes definir cuánto tiempo estará disponible el contenido, WhatsApp con la encriptación end-to-end o la función de Instagram de permitir la visualización sólo 1 o 2 veces.
  • Procura que tus fotografías no se suban automáticamente a la nube pues en caso de un hackeo pueden acceder fácilmente a ellas, por eso existen aplicaciones en las cuales puedes protegerlas.

Recuerda que nadie debe de juzgarte si tú decides hacerlo, pues es parte de su sexualidad, pero si alguien traiciona tu confianza y lo comparte es violencia y un delito, no dudes en actuar legalmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *