Carta a mi vulva cuando estoy en mis días

Querida Vulva:

Te escribo la presente con la intención de notificarte que muy pronto llegará el momento y necesito que te prepares. Se que has pasado por muchas cosas, que necesitas tiempo para relajarte, entenderte pero sobre todo que estas cansada de vivir con dolor. Recorrimos tan largo camino que por ensayo y error aprendimos una de la otra hasta encontrarnos donde estamos ahora…tan cerca que puedo olerlo.

Estos últimos días hemos estado irritadas, melancólicas, preocupadas, exhaustas, hartas y por supuesto que la contingencia no ayuda a estar más tranquilas; entiendo que esta bola de nieve de sensaciones es únicamente el resultado de la cantidad de hormonas que corren por todo el cuerpo en este momento pero insisto, la contingencia no ayuda al tenerme todo el día en casa esperando que llegue la tarde, caiga la lluvia, disperse el CO2 y aligere esta sensación de pesadez que me invade desde la garganta hasta las piernas, pero pronto se acabara el calvario, tanto así que facebook comenzó a publicitar artículos que serán bastante útiles.

Da miedo que incluso la web sepa que es hora, me siento vigilada pero supongo es la paranoia normal de estos días, así que no hay escapatoria. Te recomiendo que te tranquilices, deja de pensar en ello; consigue las hierbas para el té de la abuela, evita grasas e irritantes, toma duchas prolongadas de agua caliente, pon tu copa a esterilizar saca tu maxi panti, desempolva tu mejor serie, enrollate en tu mejor cobija y te prometo que en 5 días todo volverá a comenzar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿Podemos ayudarte?
Powered by