Autora de “La biblia de la vagina” desmiente los mitos de la salud femenina

Para la Dra. Jen Gunter, todos los años de desinformación sobre salud femenina han servido para controlar y oprimir a las mujeres.


Ciudad de México 22/10/19 Adriana Martínez

Para Jen Gunter la desinformación constituye la herramienta más efectiva para oprimir a las mujeres. Las industrias de “bienestar” reproducen y perpetúan mitos con tal de vender sus productos. Con su libro “La biblia de la vagina” busca capacitar a las mujeres con información precisa sobre sus cuerpos, sobre su vulva y su vagina.

Gunter se hizo famosa en Estados Unidos por enfrentarse en público a la actriz Gwyneth Paltrow. Gunter escribió un texto diciendo que la página web de la actriz se alimentaba de la industria del miedo, generando dudas e ideas falsas en las mujeres. La junta editorial del blog de la actriz respondió llamando a Gunter “extrañamente segura” a la hora de hacer esas declaraciones.

Para las mujeres, hay varias consecuencias negativas al creer en todos los mitos alrededor de su salud, comenzando porque se dejan llevar por ellos para tomar decisiones que las pueden afectar física y psicológicamente.

“El 100% de las mujeres debe recibir la vacuna contra el VPH, pero no lo hacen por desinformación y miedo. Es una mala decisión médica porque expone a las mujeres al cáncer cervical. Hay serias consecuencias”.

Gunter para entrevista consultada en BBC
Ilustración de “Maremoto”

5 preguntas sobre salud femenina[1]


1) ¿Existe el punto G?

El “punto G”, en el estudio original de Ernst Gräfenberg, fue descrito con bastante precisión como lo que ahora sabemos que es el clítoris, una estructura grande con tejido eréctil que está muy cerca de la uretra. Así que estaba describiendo algo que sabemos hoy: que parte del clítoris está muy cerca de la uretra, y que muchas mujeres deberían tener esa parte sensible, dependiendo del tipo de estimulación y el momento.

2) ¿La comida que comemos influye en nuestra salud vaginal?

Comer es bueno para tu salud en general. Con una dieta sana y equilibrada, se tiene un cuerpo más saludable en general. Pero no se debe pensar en la comida como algo para partes específicas del cuerpo, no funciona así. No puedes cambiar el olor de la vagina.

El mito más grande es que el consumo de azúcar puede causar infecciones por hongos. Esta es una desinformación completa porque no se puede cambiar el nivel de azúcar de la vagina con alimentos. No es así como el azúcar llega a la vagina.

3) ¿Cómo debemos limpiar la vulva y la vagina?

Limpiar la vagina y limpiar la vulva son dos cosas diferentes. La vulva es la piel en el exterior, donde la ropa toca la piel [formada por los labios más grandes y más pequeños y el clítoris, entre otros órganos femeninos externos], y la vagina es el interior [el canal que conecta la vulva con el cuello uterino].

La vagina nunca necesita limpieza. Déjala en paz. No la toques, es como un horno que se limpia solo. Duchas, aerosoles y tejidos dentro de la vagina son dañinos. Nunca los uses. Estarías matando las bacterias y se puede dañar la capa protectora de moco que hay dentro. Las descargas de fluidos existen por protección.

Ilustración de “Maremoto”

4) ¿Los vellos protegen la vagina? ¿Deberíamos eliminarlos?

El vello púbico es normal. No es inusual tenerlo. Creemos que lo que hace es proporcionar una barrera mecánica a la piel al bloquear la suciedad y los escombros, y que probablemente también mantenga la piel húmeda en esa área, porque el contenido de humedad de la vulva es más alto que en el resto del cuerpo.

También puede desempeñar un papel en el placer sexual, porque cada folículo piloso está unido a un nervio, por eso duele cuando uno se afeita. Por lo tanto, mover el vello púbico puede aumentar las sensaciones de actividad sexual del cuerpo. Los riesgos directos de eliminarlo son las lesiones, lo que no es raro: vemos heridas, infecciones, vellos encarnados.

5) ¿La píldora engorda?

Esto ha sido ampliamente estudiado y no se ha encontrado una conexión. Los estudios fueron realizados por médicos teniendo en cuenta las preocupaciones de las mujeres. Un estudio que comparó a mujeres que usaban la píldora con otras que usaban DIU de cobre sin hormonas mostró que aumentaron de peso por igual.

Con información de

[1] Para una respuesta más extensa visita los sitios de donde se recopiló la información

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿Podemos ayudarte?
Powered by