COLUMNAS LMN

Aprobación masculina ¿por qué hay mujeres que la buscan?

En los últimos años, el empoderamiento femenino ha sido uno de los principales temas sobre los cuales, la sociedad habla, se burla o se apropia del concepto para buscar su propia realización y crecimiento personal.

Pese a que colectivas y hasta marcas comerciales difunden que las mujeres debemos tener libertad, que somos humanos capaces de hacer lo que queramos, así como el hecho de que merecemos y necesitamos mejores escenarios en nuestros localidades para poder trabajar, estudiar y viajar seguras sin violencia de género, aún hay mujeres que se resisten a su propio empoderamiento y una de las razones, es porque no pueden dejar de creer que necesitan la: aprobación masculina.

¿Qué es la aprobación masculina?

Cuando una mujer, antes que su propio juicio, y mucho antes que el de otra mujer, antepone la opinión de un hombre sobre sus propias decisiones, pensamientos, sentires y demás, está viviendo aún encadenada al sistema patriarcal de la manera más sutil. Pues a través de necesitar primero que un hombre le de permiso, o le apruebe, o le acepte, sin uso de violencia previa, está aceptando seguir sometida sin autenticidad.

LEER: 24 creencias machistas que debes romper este año

No necesariamente se trata de únicamente de opiniones, también hablamos de esto, cuando pensamos primero en como nuestras acciones podrían generar pensamientos, sentimientos en los hombres y en el no buscar su desaprobación, en el no buscar su desagrado, es que modificamos nuestra conducta.

“¿Qué va a pensar mi amigo, si apoyo a mi amiga y no a él? ¿Qué va a pensar mi papá, mi tío, mi abuelo, si apoyo a mi madre, a mi prima, a mi hermana, antes que a ellos? ¿Qué van a pensar ellos si yo hago o digo esto” Son preguntas que se hacen esas mujeres consientes o inconscientemente, pues primero están ellos para esas mujeres que aún no logran quitarse la falsa necesidad de que un hombre apruebe lo que dicen, lo que piensan, lo que sienten…

Inseguridad y miedo, es lo que coexiste en estas mujeres, y son ellas, las que más juzgan no sólo al movimiento que busca su propia libertad, es decir, al movimiento feminista, sino en particular a alguna o algunas mujeres en especifico también. Pues querer estar “del bando” de los hombres, es su prioridad.

LEER: ¿Por qué la reacción de Gabriel S. es un privilegio patriarcal ante la filtración de su vídeo?

¿La mujer es culpable de buscar la aprobación de hombres?

Si de algo nos acusan como mujeres, es de victimizarnos, según la percepción de esas personas que lo critican, dicen que nunca somos las villanas y que no importa qué pase, hay vamos nosotras a decir que somos las victimas y evidentemente, para decir si sí o si no, habrá que analizar cada caso en especifico en que se haga esa señalización, pero cuando hablamos de este tema en particular, cuándo hablamos de todo problema que haya surgido gracias al sistema patriarcal, sí, las mujeres, SIEMPRE SEREMOS LAS VICTIMAS. Siempre bajo este sistema cuyo objetivo es posicionar al hombre con privilegios, a costa de quitarle a las mujeres sus propios derechos.

¿Podríamos decir que la mujer que busca esa aprobación masculina y que ejerce hostilidad por mantener esa aceptación en su mente sobre el género masculino – porque hay que mencionar que no precisamente es que venga un hombre y aplauda todo lo que esa mujer dice o hace, no, pero es una percepción y/o aprendizaje de la propia mujer, que de manera implícita encuentra coherencia en su vida – es victima del sistema patriarcal? ¿Victima de si misma? Pues sí.

Como mencione arriba, existe miedo e inseguridad en esa mujer, y no es libre, pues no le importa ni su propia autocritica y juicio, ella creé que necesita estar bien con los hombres, pues tiene miedo a ser mujer.

Por supuesto que es terrible recibir un ataque de esa mujer que por odio a si misma, porque este sistema patriarcal trabaja duro para que las mujeres no se amen a si mismas, venga y te diga algo ofensivo cuando quieres irradiar en sororidad, pero al fin y al cabo, de manera no literal, habrá que abrazar a esa mujer, pues estoy segura que todo ese ataque es envidia de que ella no es libre y quisiera serlo, pero no sabe cómo, aún no descubre su propio poder.

Si tú eres de las que está más al pendiente de lo que un hombre dice o piense sobre ti como mujer u otras mujeres, te recomiendo darte amor, validar primero el hecho de que TÚ estás llena de habilidades para sobre salir por ti misma, que no le debes nada a todo un género y que no es tarde para cambiar. Por cierto, ir a terapia puede hacer tu verdadera sanación, pues evidentemente esto inicio desde tu infancia y sí, generalmente con el hombre más cercano: tu padre.

Si eres una mujer que ya ha trabajado en su sororidad, te recomiendo que busques dialogo con esas mujeres, paciencia si es posible, y si no, tampoco es egoísta que sigas tu camino contigo misma y quienes vayan en tu sintonía, pues poco a poco más mujeres se suman a está alianza de mujeres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *