WITCHINE

Ahora en el cine vemos a niñas líderes y niños no machistas (We Can Be Heroes)

Mucho se ha criticado a las nuevas generaciones, que si pasan mucho tiempos en las redes sociales, que si no piensan y su cerebro sólo se la vive viendo y haciendo vídeos para la red social TikTok y pareciera todo eso cierto, pero si hay algo que tenemos que aceptar, es que las nuevas generaciones, prometen (prometemos, me incluyo) ser una sociedad con mayor equidad, menos machismo y por lo tanto, menos violencia de género.

Esto, no ha pasado desapercibido por el cine, pues la nueva película de Roberto Rodriguez, que seguramente de niña te emocionaste con sus filmes pues es el creador de: Mini espías y Las aventuras de Sharkboy y Lavagirl, We can be heroes nos presenta un elenco de niñas con liderazgo y niños, que aceptan y reconocen el poder en las mujeres, sin que esto, altere su ego o masculinidad.

La película trata sobre cómo los hijos de los super héroes se organizan para ir por su rescate, una vez que han sido raptados por extraterrestres, a partir de ahí, los dotes personales de cada uno salen a la luz. Por un lado, está la hija de Sharkboy y Lavagirl, una niña con apariencia tan tierna pero con fuerza de tiburón, que tiene el reto de saber cuando es momento de salirse de control y cuando debe, conservar la calma.

Hija de Sharkboy y Lavagirl. “De niña líder a niña líder, ¿podemos contar contigo?” Uno de los diálogos más poderosos para las mujeres de todas las edades.

También, está Missy Moreno, una niña que siente que no tiene nada especial, pues aunque es hija de un súper héroes, ella no tiene habilidades de ese tipo, pero gracias a su abuela, acepta un poder que le ha sido negado a las mujeres por décadas: el liderazgo.

Por supuesto, cada personaje representa valores que la sociedad necesita, como el perdón, el amor y sobre todo, reconocer cuando el poder está en una mujer.

El guión de Robert Rodríguez no sólo refuerza el escenario del empoderamiento femenino, impulsado claro, inicialmente por colectivas feministas, sino también, se vuelve inclusivo y real, al poner un niño al que llaman “ruedas” porque gracias a que sus piernas son extremadamente fuertes, sus huesos no son tan fuertes para tolerarlas y anda en silla de ruedas. Totalmente es una personificación de niños y niñas que carecen de poder caminar, que sin quedarse atrás, se integran sin problemas a la aventura y demás niños y niñas.

Uno de las problemáticas a vencer, es la desunión que justo, se provoca por la poca tolerancia, discriminación y machismo, para lo cual, en el filme los niños y niñas, terminan por resolver esos conflictos, unirse y convertirse en la nueva generación que va liderar este planeta.

A demás, también la trama plantea que una líder no está peleada con otra líder, ni tienen que ser rivales, pues entre líderes, también debe haber unión.

Los múltiples mensajes que nos lanza este filme y que sin importar tu edad te recomendamos correr a verla, se puede concluir en un sólido mensaje: Aceptar las diferencias, romper esquemas y sobre todo, trabajar en equipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *