Aborto: La Ley de Amnistía resulto de muy poco alcance

Sólo en la Ciudad México y el estado de Oaxaca es legal el aborto inducido, mientras en el estado de Guanajuato la pena es de hasta 30 años de prisión, es un delito común o cometido en su mayoría en los estados y es casi imposible resolverlo a través de la Ley de Amnistía de orden federal.

En el mes de abril, en plena alza de contagios Covid-19 y a poco días de la marcha por el día internacional de la mujer, en protesta de la violencia de género y a favor de la despenalización del aborto en México; el gobierno federal, presionado por las circunstancias y propagación del virus, aprueba la Ley de Amnistía, si bien fue aprobada especialmente para atacar la problemática de contagios en centros penitenciarios o cárceles, a través de la disminución de población para la implementación de medidas de sana distancia y evitar un contagio masivo; la decisión fue acertada, popular y aceptada por la mayoría y supongo que muchas sentimos que la justicia social para las mujeres iba en el sentido correcto, sin embargo, tras meses de debate y reflexión podemos clarificar que su alcance es acotado.

Gracias a una mesa de debate organizada por el Museo de la Mujer, al cual recomiendo visiten y sigan en redes, logre esclarecer el enfoque social y el acotado impacto de la Ley de Amnistías especialmente en la resolución del “delito” de aborto, en adelante la nombrare únicamente como Ley. En resumen, la Ley debe verse exclusivamente como una medida excepcional que otorga el perdón para ciertos delitos, el aborto es uno de ellos, la idea es darle al derecho penal una nueva lectura a favor de los grupos vulnerables y visibilizar las desigualdades estructurales y de violencia en las que viven o vivieron para cometer dichos delitos y tras estás consideraciones ser liberadas, lamentablemente, su aplicación es únicamente federal y el grueso de los delitos son de orden común, es decir, cometidos en su mayoría en los diversos estados de la república, donde la Ley tiene poca injerencia, además, da poca inclusión y singularidad de interpretación de los casos, ambos problemas frenan el alcance de está Ley.

En el caso del “delito” de aborto, las mujeres que viven en los estados, debido a las diferentes condiciones jurídicas o falta de homologación con la estructura jurídica federal, es casi imposible hacer uso de está Ley, además, las mujeres encarceladas por abortar, sufrieron un proceso lleno de irregularidades en el que se les criminalizó sumando delitos de gravedad, tales como: parricidio, infanticidio y  homicidio calificado, tristemente, la Ley tampoco está pensada para la interpretación y singularidad de los casos.

Concluyo que la Ley de Amnistía sólo fue una solución de urgencia, con muy poco alcance y planificación, que sólo benefició a la liberación de un puñado, apoyado, y que bueno, por la prensa y razones humanísticas, pero no por investigaciones judiciales conforme al proceso penal. Pensando de forma positiva, esperemos que sea el pretexto para el inicio de la homologación de códigos penales estatales con el federal, así como seguir exigiendo la despenalización del aborto en todo México ¿qué opinan?

Fuente. Alto Nivel

Fuentes: Animal Político y Museo de la Mujer – Imagen destacada: Quint Fit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *